Cada vez que importamos o exportamos mercancías, nos demos cuenta o no, debemos pasar por la Aduana. Las aduanas son entes gubernamentales que se encargan prácticamente de gestionar, hacer cumplir y aplicar cualquier tipo de regulación relacionada con la ley aduanera, es decir, con el movimiento de entrada y salida de mercancías de un país. Entendemos pues que cada país cuenta con su propia Aduana aunque, gracias a los esfuerzos de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), éstas se encuentran cada día más unificadas y estandarizadas, haciendo que el flujo de mercancías sea más simple y eficiente.

Desde el punto de visto aduanero, una mercancía es cualquier bien susceptible de ser clasificado en una subpartida de la nomenclatura arancelaria y sujeto a control por parte de la Aduana[1].  De acuerdo con la OMA, más del 98% de las mercancías que fluyen por el comercio internacional se encuentran clasificadas en el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA)[2].   

Vemos entonces que para que una mercancía se considere como tal en una operación de importación y/o exportación, debe sí o sí, contar con una subpartida arancelaria que le identifique. Y para poder llegar a ello, es necesario realizar primero un ejercicio de clasificación arancelaria.

¿Todos las mercancías tienen el mismo tratamiento arancelario?

La respuesta es no. Importar un par de zapatos no es lo mismo que importar una lámpara de mesa, ni tampoco un caballo de carreras. Dependiendo del producto, habrán ciertos requerimientos específicos que le apliquen y que exigirá la Aduana a su entrada o salida.

En efecto, las subpartidas arancelarias, más allá de identificar una mercancía, también son útiles para saber cuál es ese tratamiento arancelario mediante:

  • Indicar el porcentaje de impuestos y derechos que pague a su entrada o salida.
  • Asignarle otros impuestos complementarios específicos, de acuerdo a cada país.
  • Definir los documentos soportes que requiere a su entrada y salida como licencias, vistos buenos, certificados, etc.
  • Controlar las cantidades máximas que pueden ingresar o salir de un territorio.
  • Determina el régimen aduanero que se le puede aplicar
  • Aplicar los acuerdos comerciales de un país con otro a través de los certificados de origen

Veamos pues cómo podemos acercarnos a un ejercicio de clasificación arancelaria.

Entendiendo el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de mercancías

El Sistema armonizado (SA) o Harmonized System en inglés (HS) es un instrumento de nomenclatura introducido por la OMA en 1988 donde están catalogadas más de 5.300 descripciones de mercancías que aparecen como títulos o subtítulos[3].  Es usado en más de 200 países del mundo a través de sus organismos de Aduana, lo que le da su carácter casi universal. 

El SA clasifica las mercancías en un código de seis (6) dígitos lo que les permite a los países que lo han adoptado clasificar e identificar mercancías con un número común independiente del idioma que hablen.  Su estructura está compuesta por:

Estructura del sistema armonizado

En la estructura de una subpartida, los dígitos del 1 al 6 son universales, es decir, que son los mismos para cualquier país que utilice el SA. Se este en China o en Alemania o en Kenia, una mercancía, por ejemplo agua mineral, tendrá la misma subpartida arancelaria.

Veamos cómo sería la subpartida arancelaria del agua mineral:

Subpartida arancelaria de 6 dígitos para el agua mineral

Cada país miembro de la OMA adapta este sistema a su propia legislación aduanera a través de los diferentes aranceles aduaneros (también conocidos como aranceles de aduanas) empleando un máximo de hasta 10 dígitos para su código arancelario. 

Por ejemplo, los países de la Unión Europea emplean el SA para determinar los primeros seis dígitos de sus subpartidas.  Luego emplean el Arancel aduanero común para todos sus países miembro (países comunitarios) hasta 8 dígitos, y algunos países emplean una subdivisión comunitaria complementaria de hasta 10 dígitos denominada subpartida TARIC[4].  De no existir una subpartida TARIC, los últimos dos dígitos serán 00.

En el caso de los países de la comunidad andina de las Naciones (CAN), los dígitos del 1 al 6 los da el SA universal, los dígitos 7 y 8 corresponden a las subpartidas NANDINA comunes para todos sus miembros, mientras que los dígitos 9 y 10 pueden ser usados por cada país si así lo consideran pertinente para desdoblamiento de sus propias subpartidas.


Estructura de una subpartida arancelaria de 10 digitos para Colombia

En Colombia, el arancel de aduanas vigente está comprendido en el Decreto 1881 de 2021 emitido por el Ministerio de Comercio, industria y turismo MINCIT, que toma como base la VII recomendación de enmienda al SA de la OMA y la nomenclatura arancelaria común de los países miembros de la CAN aprobada por la Decisión 885[5]

En el arancel de aduanas se encuentra todo el universo de subpartidas con las cuales se clasifican las mercancías de importación y exportación en el país, y que utiliza en su nomenclatura 10 dígitos.  Esto significa que, para cumplir con la normativa aduanera colombiana, todas las subpartidas empleadas deben tener 10 dígitos y aparecer en el Arancel de Aduanas. 


CódigoDesignación de mercancíasCapítulos
Sección IAnimales vivos y productos del reino animal1 – 5
Sección IIProductos del reino vegetal6 – 14
Sección IIIGrasas y aceites animales o vegetales y sus subproductos, gracias alimenticias elaboradas, ceras de origen animal o vegetal15
Sección IVProductos de las industrias alimentarias; bebidas, líquidos alcohólicos y vinagre; tabaco y sucedáneos del tabaco elaborados.16 – 24
Sección VProductos minerales25 – 27
Sección VIProductos de las industrias químicas o de las industrias conexas28 – 38
Sección VIIPlástico y caucho, y sus manufacturas39 – 40
Sección VIIIPieles, cueros, peletería y manufacturas de estas materias; artículos de talabartería o guarnicionería; artículos de viaje, bolsos de mano (carteras) y continentes similares; manufacturas de tripa41 – 43
Sección IXMadera, carbón vegetal y manufacturas de madera; corcho y sus manufacturas; manufacturas de espartería o cestería44 – 46
Sección XPasta de madera o de las demás materias fibrosas celulósicas; papel o cartón para reciclar (desperdicios y desechos); papel o cartón y sus aplicaciones47 – 49
Sección XIMaterias textiles y sus manufacturas50 – 63
Sección XIICalzado, sombreros y demás tocados, paraguas, quitasoles, bastones, látigos, fustas, y sus partes; plumas preparadas y artículos de plumas; flores artificiales; manufacturas de cabello         64 – 67
Sección XIIIManufacturas de piedra, yeso fraguable, cemento, amianto (asbesto), mica o materias análogas; productos cerámicos; vidrio y sus manufacturas68 – 70
Sección XIVPerlas finas (naturales) o cultivadas, piedras preciosas o semipreciosas, metales preciosos, chapados de metal precioso (plaque) y manufacturas de estas materias; bisutería; monedas71
Sección XVMetales comunes y manufacturas de estos metales72 – 83
Sección XVIMáquinas y aparatos, material eléctrico y sus partes; aparatos de grabación o reproducción de sonido, aparatos de grabación o reproducción de imagen y sonido en televisión, y las partes y accesorios de estos aparatos84 – 85
Sección XVIIMaterial de transporte86 – 89
Sección XVIIIInstrumentos y aparatos de óptica, fotografía o cinematografía, de medida, control o precisión; instrumentos y aparatos medico quirúrgicos; aparatos de relojería; instrumentos musicales; partes y accesorios de estos instrumentos o aparatos90 – 92
Sección XIXArmas, municiones, y sus partes y accesorios93
Sección XXMercancías y productos diversos94 – 96
Sección XXIObjetos de arte o colección y antigüedades97 – 98
Índice de secciones y capítulos del Arancel de aduanas colombiano – Decreto 1881 de 2021

Criterios para clasificar una mercancía en el arancel de aduanas

Para asignar una subpartida a una mercancía se toman en cuenta dos aspectos principales:

  • (1) Naturaleza de la mercancía.  Tiene que ver con las características, propiedades y su uso o función.  La naturaleza se puede determinar conociendo:
    • Composición.  Por ejemplo, una prenda de vestir 80% algodón, 100% poliéster. Una vajilla de porcelana y una vajilla de cerámica.
    • Grado de elaboración o proceso de obtención.  Por ejemplo, cortes de carne de cerdo frescos, refrigerados o congelados.
    • Uso o función que realice.  Por ejemplo, hornos para tratamiento térmico de metales y hornos para panadería o pastelería.
    • Cantidades o embalaje. Por ejemplo, vinos en recipientes con capacidad inferior a 2 litros y vinos en recipientes con capacidad entre 2 y 10 litros.

No es necesario que se defina la naturaleza de la mercancía conociendo estos cuatro criterios, es posible que una subpartida este basado en uno o dos de ellos.

  • (2) Aspecto normativo.  Esto es de acuerdo conprincipios básicos del SA, y sus reglas generales para la interpretación de la nomenclatura emitidos por la OMA.  El aspecto normativo es más de carácter organizativo para saber entender la estructura de este y así encontrar la subpartida.  Se rige por los siguientes principios:   
    • Principio de sencillez.  La nomenclatura va desde lo menos complejo (materias primas) hasta lo más elaborado (producto final terminado).
    • Principio de precisión.  La nomenclatura esta organizada por capítulos, partidas y subpartidas y sus notas legales explicativas de cada uno.
    • Principio de exactitud.  La clasificación de la mercancía se rige por las “Reglas generales de interpretación” que se encuentran al inicio del Arancel de aduanas.  

De esta forma, una subpartida no es seleccionada al azar o de acuerdo con intereses particulares, sino que se rige por unas reglas claras consignadas en el mismo arancel de aduanas.  El asignar un código arancelario (o subpartida arancelaria) a una mercancía es una tarea compleja y que requiere un nivel de experticia bastante alto en la mayoría de los casos.  Conforme vaya aumentando el grado de elaboración de un producto, mayor dificultad será su clasificación.  Por esta razón, muchas empresas delegan esta labor a agentes externos idóneos como las agencias de aduana, personas expertas en clasificación arancelaria de mercancías, e incluso la autoridad aduanera misma.

Aunque considero que todo profesional en comercio exterior y/o negocios internacionales debe conocer las bases del sistema armonizado y tener habilidades para encontrar una subpartida arancelaria, siempre recomiendo que estos ejercicios sean realizados con carácter explorativo y no definitivo. Toda subpartida encontrada debería ser verificada por una persona experta e idónea en el tema, más aún, si se ejectutará la operación de importación y exportación en el futuro. La ley aduanera considera como una falta grave las consecuencias de una mala clasificación arancelaria y la castiga fuertemente en el régimen sancionatorio.

¡Éxitos clasificando tus mercancías!

[1] Decreto 1165 de 2019 – Régimen de Aduanas colombiano

[2] Qué es el Sistema Armonizado

[3] De donde viene el Sistema Armonizado

[4] Arancel integrado TARIC de las comunidades europeas

[5]Decreto 1881 de 2021 Arancel de Aduanas