Quizás la forma más fácil de entender qué son los Incoterms es imaginándonos armar un partidito de futbol los muchachos del barrio y un grupo de extranjeros de Nueva Zelanda que acabaron de llegar a nuestro país para turistear.  Al iniciar el partido, los capitanes de cada equipo conversan entre sí y determinan las reglas de juego.  Hay unas generales que ya todos saben: hay un campo de juego, dos arcos, dos equipos, un balón, dos tiempos, y el objetivo es llevar el balón de un lado al otro opuesto y meterlo entre los arcos.  El equipo que más veces “anote” al finalizar ambos tiempos, pues gana la partida.  Estas reglas las conocen ambos porque fueron creados por un organismo internacional (FIFA), quien hace mucho tiempo determinó unas reglas y las han venido actualizando con el paso del tiempo, y al ser futbol un deporte internacional, se sobre entiende que tanto los muchachos del barrio como los extranjeros de Nueva Zelanda tienen un conocimiento general de las mismas.  No obstante, al conversar, ellos acuerdan otras reglas de juego para especificar más las condiciones actuales de ambos: seremos cinco contra cinco, se jugarán dos tiempos de 20 minutos cada uno, y el último que anote el gol antes de finalizar el tiempo acordado gana.  Estas condiciones prevalecen por encima de las reglas sugeridas por la FIFA, puesto que fueron acordadas entre los dos para objeto de este partido en particular.  Vemos pues entonces que las reglas son eso, unos estándares sugeridos creados por un ente global para que sea más fácil entenderse al momento de armar un picado y salir a jugar con base en un conocimiento que ambos equipos ya conocen.  Sin embargo, como vimos en el ejemplo, no los condiciona para que sea siempre así, y si ambos lo consideran necesario, pueden cambiar las reglas de juego, y acordar unas nuevas.  Eso sí, el resultado y la interacción se debe basar en esas nuevas reglas acordadas entre ellos.

En el comercio internacional la situación es muy similar, diríamos que hay dos equipos: un comprador y un vendedor, quienes conocen unas reglas generales del juego del comercio: hay una mercancía, la idea es llevarla desde un sitio en un país de origen acordado hasta un sitio en un país de destino, se debe contratar un transportista que haga el traslado internacional, armar cadenas de distribución física internacional con otros actores del comercio, y entre ambos se ponen de acuerdo en dónde entregarán dicha mercancía.  Estas reglas de juego generales es lo que llamaríamos los términos de negociación internacional – INCOTERMS.

Quien creó los INCOTERMS® es la Cámara de Comercio Internacional – ICC (por sus siglas en inglés) con sede en París, y cuyo objetivo era crear una herramienta que permitiera facilitar el comercio entre los países, para lo cual dispuso una serie de escenarios donde el comprador y el vendedor realizaban dicho comercio jugando con tres variables importantes:

  1. cuál es el sitio físico donde se entrega la mercancía,
  2. en qué punto se trasmite la posesión del riesgo del vendedor al comprador, y
  3. cómo se deben repartir los costos de toda la cadena logística entre el vendedor y el comprador.  

Los Incoterms, son pues, esos escenarios, cada uno con sus condiciones específicas y claramente definidas a manera de reglas.   Actualmente, la ICC ha dispuesto de once (11) escenarios siendo cada uno un término de negociación.  Estos son:

  1. EXW – En fábrica
  2. FCA – Libre transportista
  3. CPT – Transporte pagado hasta
  4. CIP – Transporte y seguro pagado hasta
  5. DAP – Entregado en lugar acordado
  6. DPU – Entregado y descargado en lugar acordado
  7. DDP – Entregado con derechos pagados
  8. FAS – Libre al costado del buque
  9. FOB – Libre a bordo
  10. CFR – Costo y flete
  11. CIF – Costo seguro y flete

Los primeros siete escenarios (1 – 7) pueden emplearse para operaciones de comercio internacional a través de cualquier modo de transporte, es decir, aplican para una operación marítima, aérea o terrestre o una mezcla de las tres.  Por su parte, los últimos cuatro (8-11) sólo es permitido emplearlas para operaciones marítimas o fluviales.  Estos 11 escenarios han evolucionado a lo largo del tiempo, y se modifican cada diez años.  La última modificación entró a regir en enero de 2020 y será válida hasta diciembre 31 de 2029.  Por lo tanto, podemos hablar de una estabilidad que permita su introducción, adaptación, uso e integración por parte de los actores del comercio internacional.

La convención de Viena

Retomemos la idea principal, las reglas Incoterms dispuestas por las ICC son solo eso: reglas, es decir que pueden ser modificadas por cualquiera de las partes, siempre y cuando haya un acuerdo mutuo en hacerlo por parte del comprador y del vendedor, igual como cuando armamos los partiditos de futbol entre amigos.  En realidad, lo que es válido bajo una negociación internacional no son estas reglas, sino lo que quede pactado en el Contrato de compraventa internacional. El contrato de compraventa internacional es uno de los resultados de la Convención de Viena, que entró en vigor en 1980, y que está ratificado por más de 116 países en el mundo como el pacto que regula los contratos de tráfico de mercancías. 

Ahora bien, si en un contrato de compraventa internacional, ambas partes acuerdan usar alguna de las versiones de las reglas Incoterms (2000, 2010 o 2020 por ejemplo), se da a entender que dichas reglas dispuestas por la ICC tendrán validez al momento de materializarse algún litigio internacional.  

Por ello, si se hace alguna referencia a los INCOTERMS dentro de un contrato de compraventa internacional, se debe especificar a qué se refiere con dicho INCOTERM, o lo que es más recomendable, mencionar los mismos, pero adhiriéndolos a una de las versiones emitidas por la ICC.  Sólo así el entendimiento del contrato se vuelve claro en caso de ser necesario una disputa legal.

Lo importante que debe quedar claro, es que los INCOTERMS en ningún momento significan una normativa legal.  Por sí mismos son sólo una marca comercial registrada por la ICC que ha ayudado demasiado a facilitar el comercio internacional brindando unas reglas de juego comunes y entendidas por la gran mayoría de los países desde su incepción en 1936. 

Influencia de los Incoterms en la normativa aduanera colombiana.

Los INCOTERMS en el contexto del comercio internacional están tan bien integrados a sus fluidez y desarrollo a lo largo de las décadas, que ya se consideran que hacen parte de la misma dinámica del comercio. Su éxito y adaptación en todo el mundo se basa a que pusieron en contexto prácticas mercantiles que se han empleado por más de 500 años.

Esto ha desencadenado que incluso las normativas aduaneras de los países que participan del mercado global hayan sido influenciadas por los INCOTERMS como si fuesen parte de un conocimiento general, por ello muchas veces se confunden y se les otorga poder de ley cuando están muy lejos de serlo.

Veamos por ejemplo algunos casos donde hay mención de estos en la reglamentación aduanera:

  • Al diligenciar las declaraciones de importación o exportación (formularios DIAN 500 y 600 respectivamente) se hace obligatorio desglosar el valor FOB de una mercancía, y su valor en aduanas (que, llevado a la práctica y entendimiento arraigado en los años, se refiere al término CIF o CIP de una mercancía).
  • En el régimen sancionatorio, las multas y sanciones se liquidan sobre los valores FOB o CIF de la mercancía objeto de sanción y cuyo porcentaje varía dependiendo de la gravedad de la misma. 
  • La base para liquidación de los tributos aduaneros está dada por el valor en aduanas de la mercancía, la cual no es otra que el valor CIF/CIP en la práctica.
  • Uno de los requisitos de operación de las agencias de aduana involucra haber realizado mínimos montos de operaciones con base en el valor FOB de las mismas.
  • Los montos de las garantías no pueden exceder un cierto porcentaje estipulado con base en el valor FOB o CIF.
  • El valor límite para las muestras comerciales está dado en valores FOB.
  • Uno de los montos límites para importar en el régimen de tráfico postal o mensajería urgente es que la mercancía no sobrepase los USD2000 en su valor FOB.
  • La declaración andina de valor DAV sólo puede presentarse si el valor FOB de la mercancía es superior a USD $5000
  • No cerrar oportunamente regímenes de importación temporales acarrean sanciones con base en el valor FOB de la mercancía
  • El monto del rescate de una mercancía en abandono legal está dado por el 10% de su valor CIF.

Aunque los INCOTERMS per sé no tienen nada que ver con la normativa aduanera, evidenciamos entonces que la misma sí hace uso de estos para reglamentar algunos aspectos de la misma.  No es de extrañar entonces que tengamos muchos importadores y exportadores que, temiendo incumplir la normativa aduanera, solamente emplean los INCOTERMS FOB y CIF en sus operaciones de comercio exterior. 

Determinantes en el costo logístico internacional.

Las reglas INCOTERMS han permitido estandarizar el lenguaje internacional logrando que haya territorio claro y de partida al momento de costear operaciones de importación y exportación.  Con solo mencionar el INCOTERM y su apellido, un agente de carga internacional puede emitir una cotización de importación y exportación general desde un punto de vista objetivo.  La subjetividad de esta estará dada por los pormenores de la negociación cerrada entre comprador y vendedor, así como por lo estipulado en el contrato de compraventa internacional.  Quien no tenga claro los alcances y posibilidades de cada INCOTERM amparado en la versión 2020 de los mismos, tendrá con seguridad problemas de costos graves y malentendidos logísticos al momento de costear.

Y ya para terminar esta introducción al uso de los INCOTERMS en nuestros negocios, recomiendo mucho ver el siguiente webcast emitido en noviembre del 2020 donde contamos con la participación de los expertos de la ICC Colombia, y que permite aclarar muchísimas dudas relacionadas con la aplicación de los INCOTERMS en nuestro contexto colombiano, así como brindar varias recomendaciones prácticas en nuestro día a día de un departamento de comercio exterior: